Miel El Pinsapar surgió en 1957 , con la misma ilusión de hoy en día de llevar productos naturales a nuestros clientes. Empezamos con una cartera muy pequeña de productos y formatos y hoy en día hemos conseguido aumentar notablemente nuestras referencias y una cartera de clientes muy apreciada.

Desde nuestros inicios, nos hemos ubicado en el corazón de la Sierra de Grazalema, en la provincia de Cádiz, donde se encuentran nuestras colmenas. En 1958, nuestras instalaciones eran muy pequeñas donde la artesanía y los medios más tradicionales eran nuestras herramientas. Gracias al conocimiento del sector y al constante saber hacer adquirido, nos permitió marcar un nuevo rumbo y misión para nuestros proyectos. Hoy en día seguimos en la misma ubicación, pero con unas instalaciones mayores que nos permiten llegar a más clientes con unos mayores controles de calidad, sanitarios, mientras mantenemos nuestro espíritu tradicional.
Nuestra oferta
Comenzamos con la comercialización de miel en la sierra de Cádiz, con unas colmenas a KM0 y un área de distribución muy pequeño. Años más tarde, ampliamos nuestra cartera de productos con productos naturales y puros de colmena como el polen y la jalea real. Siguiendo el deseo de nuestros clientes más golosos, introducimos la meloja, un postre en que nuestros mayores añoran.
Es por ello que somos un socio importante para nuestros clientes que confían en nosotros y nuestra forma de trabajar:

              Presentamos productos de alta calidad                   

              Tenemos un excelente servicio de atención al cliente     

              Amplia cartera de productos naturales

Ya por el comienzo de siglo, descubrimos la posibilidad de utilizar el propóleo, la miel o la jalea real en el uso cosmético. Surgió nuestra crema de manos, con miel, cera y limón, que aún sigue siendo una de nuestras cremas estrella. Acompañando a estas, surgieron cremas de cara, cuidado corporal, capilar, hidratación para el cuerpo o distintos aceites.
Aún tenemos más que contarte
Nuestra actividad no quedó en la comercialización de miel y cosméticos, sino que nuestro amor y dedicación por la naturaleza ha hecho que nuestra explotación apícola crezca desde sus inicios. Con relación a esto, somos miembros de Ecovidrio, para el fomento del reciclaje y el cuidado del medio ambiente.
Nuestra dedicación y amor, ha hecho que nuestra cartera de productos sea única, y con una gran historia detrás, consiguiendo ser muy apreciados por nuestros clientes.